El blanco es el color más elegido para pintar las paredes de casa. Es más luminoso, aumenta los espacios y ofrece sensación de limpio. Pero hay más alternativas  De hecho, hay muchos otros colores, muy luminosos y alegres con los que dar vida a tu casa o departamento. Algunos más suaves y otros vibrantes que dotarán a tu hogar de una nueva y única imagen. Conoce a continuación los que te mostramos en Likepint ideas&decoración.

Arena, un color decorativo que nos lleva a la naturaleza

Imitando uno de los colores más presentes en el medio natural, las paredes de color arena son perfectas para darle a tu casa un punto desenfadado y, al mismo tiempo, cálido en la decoración de interiores . Si empleas la técnica del estuco, en la que unas zonas parecen más oscuras y otras más claras, ese efecto natural se verá potenciado. Incluso quedará muy bien con un muebles rústicos , vintage o moderno como en el de esta propuesta de Laskasas. Y para restarle peso, unos sofás en blanco o beige, tonos neutros también, suavizarán su efecto y te darán una decoración de interior muy inspiradora. 

Comedor con las pinturas pintadas de color beige con una mesa redonda con patas negras y sobre de mármol.

Beige, para decorar tus interiores 

El beige. Se trata de un color con todas las virtudes del blanco, pero sin su frialdad. Además, al igual que el blanco, combina a la perfección con cualquier color, aunque con un punto más sofisticado. Este color neutro es más cálido que el gris y el blanco, y combinado con el negro aumenta su elegancia y lo dota de un aspecto más moderno y contemporáneo. 

Office o comedor con las paredes con molduras y pintadas de color aguamarina y mesa redonda y sillas de madera.

azul aguamarina; Un Home office de color 

 El color azul aguamarina es una buenísima opción si quieres dar vida y alegría a la zona en la que comes a diario. Si te preocupa que la estancia quede fría, añade muebles  en madera nativa , como las mesas y las sillas. El aguamarina es un color fresco y vibrante que en paredes con molduras queda también estupendo. 

Salón con las paredes pintadas de color gris sofá gris y puff y lámpara de fibras naturales.

Verde claro, llévalo a tu decoración de interior

Añadir tonos más claros y vibrantes en las paredes ayudará a aumentar la profundidad del espacio sin que se vea afectado su estilo. El verde petroleo claro, como el que luce en este salón, es un color elegante, sofisticado y algo sobrio, que quedará genial con elementos de madera nativa recuperada  o combinado con un sofá de cuero. La clave para que no sea cargante es pintar  solo a una pared

Salón con paredes pintadas de color verde claro y sofá de cuero.

Rosa, un color romántico para las paredes

La clave para que al decorar en color rosa quede bien es elegir un color pastel, que no sea demasiado fuerte y que potencie la sensación romántica de tu habitación, ya sea living u otros espacios.  Lo ideal para pintar las paredes de tu casa es elegir tonalidades más suaves y, después, para el mobiliario elegir muebles de madera nativa , tapicerías de colores neutros, como el blanco, el gris o el beige. En los complementos puedes arriesgar un poco más y añadir tonalidades más oscuras. 

Comedor con paredes pintadas de color rosa con muebles de madera.

Espero que estos simples consejos , te ayuden a elegir el color adecuado para la decoración interior de tu hogar.Ahora pongámonos manos ala obra.

Abrir chat